El fallecimiento de un ser querido es un hecho bastante trágico para cualquier persona. Y además de ser un duro trance por el que tiene que pasar toda la familia también representa molestos trámites a realizar en un tiempo tan corto. Quizá no conoces lo que implica todo lo anterior, por ello aquí te decimos