¿Qué diferencias hay entre un seguro de vida y un seguro de decesos?

Familia

Estar asegurado es algo indispensable en estos días. Si consideramos la cantidad de peligros a la que nos vemos sometidos a diario comprenderíamos que la vida es a veces todo un riesgo. Por esta razón creemos que te sería muy útil conocer la diferencia entre un seguro de vida y uno de decesos.

Cada vez más personas toman la decisión correcta y optan por colocarle a su familia y a sí mismos un seguro. Pero muchas veces, por no decir todas, estas personas no tienen ni idea acerca de ningún aspecto sobre cómo adquirir o pagar un seguro. Es nuestra intención con esta publicación dotar a los ciudadanos de un poco de información acerca del tema.

Pero siendo más específicos, a continuación hablaremos sobre los seguros de vida y los seguros de defunción. Los definiremos brevemente mostrando en qué se diferencian estas dos opciones. Hablaremos objetivamente para que puedas decidir cuál es la opción que te conviene.

¿Qué es un seguro de vida?

Un seguro de vida es una útil herramienta que se activa sólo cuando el asegurado fallece. Su intención es proveer a la familia del asegurado de un sostén económico mientras pasan por el difícil momento de la muerte. En muchas situaciones una sola persona es la que provee a toda la familia y cuando ésta muere el resto quedan desprotegidos.

El seguro de vida llegó para evitar eso. Una persona sostén de familia con sólidos ingresos puede asegurarse a sí misma para que en un supuesto llegado sus familiares no padezcan económicamente. También sucede que el asegurado puede sufrir algún percance o accidente que le impida trabajar, y en ese caso el seguro lo indemnizará.

Sera la persona asegurada la que elija la cantidad de dinero que sus seres queridos recibirán. Tiene una opción adicional para hacer retiros del dinero en emergencias médicas o decesos y puede ser ampliado para que cubra también gastos fúnebres. Es la opción que más se utiliza en todo mundo, por sus grandes y comprobados beneficios.

¿Qué es un seguro de decesos?

Un seguro de decesos, al igual que el seguro de vida, se hace efectivo al momento en el que el asegurado pasa a mejor vida. Pero a diferencia del anterior, su intención es cubrir los gastos que estén relacionados con la muerte del ser querido para que la familia no tenga que planificar todo el mismo día del deceso.

Así mismo, no sólo incluye todos los gastos sino que también los trámites legales necesarios o a los que se haya afiliado el fallecido. Estos pueden incluir el acta de defunción, la repatriación, la identificación por medio de la conservación de su código genético, ayuda a la familia en duelo y numerosas cosas más que pudiera ofrecer cada servicio funerario.

Generalmente las compañías de seguro son las que fabrican las pólizas de seguros de decesospor lo que la persona debe consultar en una agencia y elegir cuál es la que más le conviene.

Entonces ¿contrato un seguro de vida o uno de decesos?

Esta decisión debe ser tomada entre toda la familia, porque las necesidades del entorno pueden variar significativamente de familia a familia. Sin embargo, no hay que mal entender a los seguros. No porque tengas seguro de vida te limitaría a adquirir uno de decesos. Estos pueden ser complementados perfectamente.

Las intenciones de cada uno de estos seguros son completamente diferentes. Solo que ambos están diseñados para que la familia y los seres queridos no tengan ninguna molestia durante el deceso y posterior sepelio, sino que ese momento tan trágico permita la unión familiar en un clima de tranquilidad y siempre teniendo la confianza de que el seguro les cubrirá las espaldas.