Por qué deberías tener un seguro de decesos con repatriación

Seguro de decesos

Por norma general, los seguros de decesos suelen incluir la cobertura de traslado y repatriación, esto quiere decir que si una persona fallece fuera de su país, el seguro correrá con los gastos de traslado y repatriación del cuerpo. Esto es algo muy a tener en cuenta, sobre todo si eres un inmigrante viviendo en el extranjero, o simplemente si eres una persona asidua a viajar. 

¿Te interesa contratar un seguro de decesos con repatriación? 

Si eres una persona viajera, ya sea por placer o por negocios, te interesa contratar un seguro de defunción/repatriación. Viajar es peligroso y nos guste o no, nunca se sabe lo que puede pasar.  

Si te encuentras en medio de un viaje, te ocurre un accidente mortal y no dispones de un seguro de decesos con repatriación, tu familia deberá correr con los gastos de transporte de tu cuerpo,  algo que no es barato y que se puede solventar por muy poco dinero. 

Si eres una persona no viajera, no te gusta salir nunca de tu país o tu trabajo y/o tu economía no te lo permiten, no te interesa contratar un seguro de decesos con repatriación, ya que es un gasto que nunca vas a amortizar, sería pagar por un servicio que jamás utilizarás. Aunque suele ser muy económico, quizás quieras hablar con tu aseguradora para prescindir de este tipo de cobertura. 

¿Cuál es el mejor seguro de decesos? 

Hoy en día hay mucha variedad y competencia en el mundo de los seguros, analiza bien qué póliza se adapta mejor a tus necesidades y preferencias, elige una aseguradora de confianza, piensa si vale la pena pagar un poco más y asegurarte un servicio de calidad para esos momentos tan delicados que, nos guste o no, algún día llegarán. 

¿Cuándo contratar un seguro de decesos con repatriación? 

Si viajas esporádicamente, quizás te plantees contratar un seguro de repatriación por un tiempo limitado, normalmente, tu seguro de defunción debería incluir la repatriación, así que asegúrate de comprobar tu póliza de decesos si no quieres haces gastos innecesarios. Consulta con tu experto más cercano, él te asesorará para ayudarte a tomar la decisión más acertada. 

Conclusión

Si viajas fuera de tu país de forma habitual, ya sea por cuestiones de trabajo o por cuestiones de ocio, y tienes familia en tu patria, has de asegurarte de que tu seguro de decesos incluye la cobertura de repatriación, para cubrir los gastos referentes a una posible defunción fuera de tu hogar, si no quieres darles un disgusto doble a los tuyos en el caso de que ocurra lo peor, una posibilidad que debemos contemplar, ya que la vida da muchas vueltas y nunca sabemos lo que nos depara el destino. 

Si no tienes pensado salir de tu país, con tu seguro de defunción tienes suficiente, ya tienes las espaldas cubiertas, de todas formas, lo más probable es que ya incluya la cobertura de traslado y repatriación. 

En el caso de que viajes solo en momentos puntuales, consulta con tu agente de seguros la posibilidad de contratar la cobertura de repatriación de forma temporal, de esta manera no harás gastos innecesarios.